Mi éxito eres TÚ.

Cuando empecé este blog hace unas semanas, tenía muy clara mi hoja de ruta. Lo primero iba a ser explicarte mi historia, desde cómo era antes, hasta como soy ahora, pasando un poco por explicar mi primer año en mi nueva vida. De hecho, hoy, tocaba precisamente eso, explicarte brevemente cómo había sido mi primer año y que sensaciones había tenido, pero me ha pasado algo que me ha removido por dentro y os lo tengo que explicar, porque lo que lleva consigo es muy grande.

Hoy, mientras iba a clase de crossfit como de manera habitual, una compañera del gimnasio se me ha acercado y, dejándome anonadado, me ha dicho que el hecho de seguirme en instagram y ver como me había convertido en vegetariano, fue el empujoncito que ella necesitaba para hacerse también vegetariana. ¿Puedes llegar a imaginar lo que significa para una persona que hace nada tenía trastornos alimentarios, comía comida basura, no era consciente de su alimentación, y mucho menos consecuente con sus actos, que de un día para otro alguien te diga que se ha hecho vegetariana gracias a ti?  Todo ha sido tan rápido, y los cambios que se producen a mi alrededor tan grandes, que cuesta de asumir… aunque realmente esta historia no empieza aquí.

Cuando desperté y empecé a ser consciente de mi alimentación, quise empezar a contar mi historia al mundo. Uno de los motivos era que cuanto más gente sepa que estás a dieta, más comprometido te sientes a seguir y no abandonar. Este recurso psicológico es bastante útil, y para ello me creé una cuenta en instagram (@manu.gets.fit) y empecé a subir fotos de lo que comía a diario.

Más tarde, siguiendo con mi crecimiento personal, no paraba de hacerme preguntas y conocerme mejor a mi mismo, hasta que finalmente un día probé a quitar la carne de mi alimentación para ser consecuente con mis ideales. Me sentí tan bien que a las pocas semanas también quite el pescado, y hasta el día de hoy puedo decir que llevo prácticamente unos 10 meses siendo vegetariano y es de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, pero de eso, como siempre digo, ya te hablaré otro día ;).

Yo, personalmente, me hice vegetariano para ser consecuente con mi moralidad. Si no mataría un animal con mis manos para comérmelo (siempre que tuviera alternativas), no quería que otra persona lo hiciera por mi. Siempre he sido muy comprensivo con el resto de personas que sí comen animales, pues yo mismo no sentí el momento de cambiar hasta los 31 años, y juzgar a los demás por algo que yo siempre consideré normal no lo encuentro justo. No soy activista, ni intento convencer a la gente. Creo que muy pocas personas dirán que les he persuadido para que dejen de comer carne, de hecho doy carne habitualmente a mi hija para que el hecho de eliminarla de su dieta sea elección suya y no mía. No obstante, hay una frase que siempre me ha obsesionado y ha guiado muchos pasos de mi vida, y es “SÉ EL CAMBIO QUE QUIERES VER EN EL MUNDO.” Esta es mi filosofía. Siempre me comporto, en todos los ámbitos de la vida, tal y como me gustaría que los demás lo hicieran. Y si elijo ser vegetariano, es por que me gustaría que todo el mundo lo fuera.

Lejos de pensar en ver un “cambio” en el mundo, yo seguí con mi ejercicio, mi dieta vegetariana, y enseñando mis progresos en instagram. Poco a poco, empecé a obtener resultados, y por cada resultado que obtenía mi cuenta se iba llenando de curiosos.

Cada vez que iba a un restaurante vegetariano colgaba las fotos, sin más ánimo que el de enseñar qué era lo que comía, y que seguía mi dieta a rajatabla. La magia comenzó cuando amigos, conocidos, y gente que no conocía de absolutamente nada, empezaban a pedirme direcciones sobre restaurantes, recomendación de platos, etc. Gente que no era vegetariana pero que sin embargo les atraía mucho la cocina que veían en mi cuenta y querían probar.

El tiempo pasaba y la magia iba creciendo, muchas personas empezaron a cambiar su alimentación, me pedían consejo sobre proteínas vegetarianas, suplementos, libros, etc. e incluso una gran amiga de instagram y carnivora consumada, @meb_89 (saludos!) hizo una semana vegana para retarse a sí misma!

Y esto fue solo el principio! Los resultados en mí comenzaron a ser notables. No solo a nivel físico, que era lo que la mayoría de personas veían, si no también a nivel interior.

1c5e4e5d31036382625279d52b9865e3.jpg

En este punto de la historia fue cuando realmente me di cuenta de lo poderosos que somos como individuos. Nos creemos invisibles, pequeños, incapaces de ser ejemplo de nada ni a nadie. Pero no es así. La gente empezó a escribirme. “Eres mi motivación”, “Gracias a ti me he puesto a dieta”, “Si tu puedes yo también”, “He comenzado a ir al gimnasio gracias a ti!”. No me lo podía creer. ¿Como iba a ser yo, una persona corriente con problemas evidentes de alimentación, ejemplo para nadie? Yo! Una persona NORMAL?! Y de pronto lo entendí todo…

La gente no busca superhéroes. No busca alguien con poderes que consigue cosas que ellos nunca podrán lograr. La gente necesita ver gente CORRIENTE, consiguiendo GRANDES COSAS. Eso les ayuda, les motiva, y les anima a dar el primer paso. ¿Si yo que soy una persona normal y corriente estoy consiguiendo todo esto, tú por qué no lo vas a conseguir? ¡Si somos IGUALES!

El hecho de que tanta gente me escriba para decirme que soy su ejemplo a seguir, su motivación, y que gracias a mi se han empezado a cuidar o se han hecho vegetarianos, me ha costado muchísimo de asumir. Siempre he tenido muy poca autoestima en ese aspecto de mi vida, y servir de ejemplo me ha hecho sentir hasta avergonzado. Pero poco a poco he ido aceptándolo al ver que, la frase que os decía al principio, tomaba todo su calibre y el mundo iba cambiando conforme yo cambiaba.

¿Eres consciente de lo poderosos que somos? Mis cambios, mi lucha, mi toma de conciencia…realmente se están convirtiendo en la tuya. Y tú también serás ejemplo de unos, y otros, que a su vez…

Ha pasado un año, he conseguido mis objetivos a corto plazo, los mayores, y aunque sigo teniendo pequeños objetivos que lograr en este segundo año tengo un nuevo y mayor objetivo. TÚ.

Ahora me doy cuenta de que puedo ayudar a mucha gente, gente que necesita que otra persona normal le ayude a hacer grandes cosas. Para eso estoy aquí. Para eso escribo este blog. Ahora estoy a tu lado. Y desde ahora somos DOS.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s